Inicio de sesión

COMUNICADO IPYS

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) considera un grave riesgo para la libertad de información periodística y en general para las actividades de investigación, la  promulgación de la denominada Ley de Delitos Informáticos, que penaliza de manera indiscriminada la utilización de datos o bases de datos en plataforma electrónica. El IPYS lamenta que esta penalización indiscriminada no haya merecido una revisión competente primero por parte del Congreso de la República y después por el Poder Ejecutivo, antes de promulgarse la norma. El resultado será la persecución de  múltiples actividades de utilización de datos y bases de datos informáticos que son completamente lícitas, como por ejemplo las que utilizan plataformas electrónicas del Estado. Por otra parte, la ley trasunta un injustificado temor hacia las nuevas tecnologías de la información y debilita la política de Gobierno Abierto declarada por el Poder Ejecutivo, que promueve precisamente lo contrario; esto es, la utilización masiva bases de datos del Estado. A su vez, la norma asume una equivocada comprensión sobre la información relacionada con la seguridad nacional. Y es que sanciona las conductas que afectan informaciones clasificadas como secretas por razones de seguridad nacional, pero generaliza e incluye a documentos que lleven el sello de “información clasificada”; los cuales, como se sabe, muchas veces no son secretos ni afectan la seguridad nacional. Por estas consideraciones, el IPYS exige una urgente rectificación de la Ley de Delitos Informáticos, sobre todo considerando que no hubo el mínimo esfuerzo de debate amplio, sereno y especializado por parte del Congreso de la República antes de aprobarla.

Periodista denuncia que la despidieron por presiones de alcalde

ALERTA / 
Publicado el 24/10/2011
Periodista denuncia que la despidieron por presiones de alcalde

El 24 de octubre de 2011, la periodista Yanina Póveda Mercedes, directora y conductora del programa “Contacto Informativo” de radio Julices de Cajabamba, denunció que ese día fue despedida porque el propietario de la emisora recibió presiones provenientes del alcalde de esa provincia, ubicada en la región Cajamarca, norte del país.  

Póveda contó al IPYS, que Carlos Ibáñez Caballero, propietario de radio Julices, le dijo textualmente antes de que condujera su último programa: “usted no podrá seguir porque tengo presiones del alcalde (de Cajabamba, Wilson Pesantes Alayo,) y no puedo estar mal con él”.

La periodista desde hace varios días ha sido muy crítica a la gestión de Pesantes Alayo, denunciando presuntas irregularidades del servicio de Serenazgo (policía municipal) y de la venta de agregados de construcción para una obra.

Póveda ha dicho que tras ser despedida, las agresiones han continuado. Cuando fue a cubrir un accidente relacionado a funcionarios de la Municipalidad, efectivos de serenazgo la agredieron físicamente tratando de arrebatarle su cámara filmadora, la que quedo averiada.

El IPYS condena las agresiones que ha sufrido la periodista tanto si se trata de presiones del alcalde mencionado como de su policía municipal.


Compartir