Inicio de sesión

COMUNICADO IPYS

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) considera un grave riesgo para la libertad de información periodística y en general para las actividades de investigación, la  promulgación de la denominada Ley de Delitos Informáticos, que penaliza de manera indiscriminada la utilización de datos o bases de datos en plataforma electrónica. El IPYS lamenta que esta penalización indiscriminada no haya merecido una revisión competente primero por parte del Congreso de la República y después por el Poder Ejecutivo, antes de promulgarse la norma. El resultado será la persecución de  múltiples actividades de utilización de datos y bases de datos informáticos que son completamente lícitas, como por ejemplo las que utilizan plataformas electrónicas del Estado. Por otra parte, la ley trasunta un injustificado temor hacia las nuevas tecnologías de la información y debilita la política de Gobierno Abierto declarada por el Poder Ejecutivo, que promueve precisamente lo contrario; esto es, la utilización masiva bases de datos del Estado. A su vez, la norma asume una equivocada comprensión sobre la información relacionada con la seguridad nacional. Y es que sanciona las conductas que afectan informaciones clasificadas como secretas por razones de seguridad nacional, pero generaliza e incluye a documentos que lleven el sello de “información clasificada”; los cuales, como se sabe, muchas veces no son secretos ni afectan la seguridad nacional. Por estas consideraciones, el IPYS exige una urgente rectificación de la Ley de Delitos Informáticos, sobre todo considerando que no hubo el mínimo esfuerzo de debate amplio, sereno y especializado por parte del Congreso de la República antes de aprobarla.

Periodistas denuncian ‘hackeo’ de sus cuentas en Twitter

ALERTA / 
Publicado el 12/09/2011
Periodistas denuncian ‘hackeo’ de sus cuentas en Twitter

El 4 de septiembre de 2011, la periodista Berenice Gómez y el escritor Leonardo Padrón denunciaron  el ‘hackeo’ de sus cuentas en la red social Twitter ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), en Caracas, capital del país.

La cuenta de Padrón fue ‘hackeada’ el 1 de septiembre e inmediatamente recibió una llamada anónima que en tono intimidatorio le increpaba haber publicado datos de "inteligencia" y ser “mentirosa", dijo al IPYS.

El ataque a la cuenta de  Gómez ocurrió el 3 de septiembre. Ese mismo día, un grupo anónimo denominado N33, de presuntos simpatizantes del presidente Chávez,  se atribuyó esos ‘hackeos’ y también los de las cuentas de los periodistas Ibéyice Pacheco y Jesús Torrealba  así como del dirigente político Eduardo Semtei.

N33 aseguró que la arremetida es contra “la dirigencia irresponsable y apátrida” de la oposición y al supuesto “mal uso” que hacen de la libertad de expresión. Y anunciaron que en los próximos días atacarán las cuentas de los periodistas Nelson Bocaranda y Alberto Federico Ravell.

Según la Ley de Delitos Informáticos  de Venezuela, el ‘hackeo’ de cuentas electrónicas es un delito con pena de dos a seis años de cárcel.


Compartir