Inicio de sesión

COMUNICADO IPYS

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) considera un grave riesgo para la libertad de información periodística y en general para las actividades de investigación, la  promulgación de la denominada Ley de Delitos Informáticos, que penaliza de manera indiscriminada la utilización de datos o bases de datos en plataforma electrónica. El IPYS lamenta que esta penalización indiscriminada no haya merecido una revisión competente primero por parte del Congreso de la República y después por el Poder Ejecutivo, antes de promulgarse la norma. El resultado será la persecución de  múltiples actividades de utilización de datos y bases de datos informáticos que son completamente lícitas, como por ejemplo las que utilizan plataformas electrónicas del Estado. Por otra parte, la ley trasunta un injustificado temor hacia las nuevas tecnologías de la información y debilita la política de Gobierno Abierto declarada por el Poder Ejecutivo, que promueve precisamente lo contrario; esto es, la utilización masiva bases de datos del Estado. A su vez, la norma asume una equivocada comprensión sobre la información relacionada con la seguridad nacional. Y es que sanciona las conductas que afectan informaciones clasificadas como secretas por razones de seguridad nacional, pero generaliza e incluye a documentos que lleven el sello de “información clasificada”; los cuales, como se sabe, muchas veces no son secretos ni afectan la seguridad nacional. Por estas consideraciones, el IPYS exige una urgente rectificación de la Ley de Delitos Informáticos, sobre todo considerando que no hubo el mínimo esfuerzo de debate amplio, sereno y especializado por parte del Congreso de la República antes de aprobarla.

Ecuador: Portavoz de Wikileaks expuso en COLPIN sobre el periodismo de investigación, los cables y la prensa

NOTICIAS
Publicado el 3 Septiembre 2011
Ecuador: Portavoz de Wikileaks expuso en COLPIN sobre el periodismo de investigación, los cables y la prensa
Por Nicola Torriti Z.

El portavoz de Wikileaks, Kristinn Hranfsson, expuso ayer en la Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (COLPIN 2011) que se realiza en Guayaquil, Ecuador, acerca de los cambios en el periodismo de investigación a partir de la publicación de los cables diplomáticos de Estados Unidos en poder de la institución que representa y la importancia que esta información llegue a la ciudadanía.

Así mismo, debatió sobre la posición de los medios al momento de recibir datos filtrados y la contrastó, una vez más, con la necesidad de que la gente conozca cómo trabajan sus gobiernos. Comentó que fueron las fuentes anónimas quienes decidieron darles (a Wikileaks) información relevante que estuviera segura.

Sin embargo, el primer traspié con respecto a dicha declaración fue la publicación esta semana de todos los cables del Departamento de Estado de Estados Unidos sin editar y con los nombres de las fuentes, poniéndolas en riesgo. Hranfsson argumentó que la información ya había sido publicada antes, pero decidieron volver a lanzarla completamente, ya que el password fue revelado por un periodista.     

Los diarios El País (España), Der Spiegel (Alemania), The Guardian (Reino Unido) y The New York Times (EE.UU), condenaron conjuntamente la acción de Wikileaks que pone en peligro a sus fuentes y responsabilizaron a Julian Assange, fundador y cabeza de la organización. A pesar de ello, el portavoz indicó que la relación con la mayoría de medios fue y será siendo buena.

     

 


Compartir