Libertad de expresión

Perú: policía detiene a periodista acusándolo de alterar del orden público

Perú: policía detiene a periodista acusándolo de alterar del orden público

El 10 de abril de 2020, el periodista Marco Antonio Morán de radio Integración denunció que fue conducido con engaños a la comisaría de Mazamari para posteriormente ser detenido y acusado de alterar el orden público. El hecho ocurrió en Satipo, región Junín, al centro del país.

El 9 de abril, Morán publicó en su perfil de Facebook la noticia de que habría llegado un contagiado con Covid19 al centro Salud de Mazamari. La información provino de las llamadas a la radio de los vecinos del hospital. El periodista se comunicó con la directora del centro de salud quien señaló que el paciente tenía síntomas y se le realizaría la prueba. El periodista publicó también el nombre del presunto contagiado y su edad.

Al día siguiente un grupo de policías fueron a la casa del periodista. La esposa les dijo que Morán no estaba. Los policías le pidieron el número de teléfono. Dijeron que era para un trabajo de filmación. El periodista fue citado al mercado con su cámara. Allí los policías le pidieron su identificación. Luego lo llevaron a otro lado, le mostraron su publicación en Facebook y lo trasladaron a la comisaría señalando que había cometido una infracción por haber publicado el nombre del enfermo.

En la dependencia policial el comisario Alan Rossi Ticona pidió nuevamente al periodista que se identifique y que demuestre que es periodista. Morán mostró su carnet de la Asociación Nacional de Periodistas ANP pero el policía le increpó que ese documento no tiene valor pues según el portal de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria SUNEDU, Morán no figura como tal. En el Perú no es obligatoria la colegiatura para ejercer el periodismo.

La policía ordenó a Morán que esperara en el calabozo hasta que el fiscal revise el caso. Más tarde, el fiscal pidió hablar con el detenido para comunicarle que no cometió delito pero advirtiéndole que tenga más cuidado con sus acciones.

Antes de ser liberado, un suboficial pidió a Moran que se tome una fotografía. Según dijo, era para el archivo del caso.

Al día siguiente circuló un anuncio con la fotografía de Morán que se tomó en la comisaría donde se le señalaba como “un sujeto” que divulgó datos de un enfermo de Covid19 incurriendo en el delito de difusión de información falsa.  En el Perú hay pena de cárcel de hasta seis años para los que difundan información falsa.

La ANP tuvo acceso al acta de detención de Morán donde se dice que el periodista fue detenido en los alrededores del mercado. Tras enseñarle la publicación en Facebook le pidieron ir a la comisaría pues con esta publicación podría haber incurrido en un acto delictivo. En la comisaría, según el acta, le dijeron que pasaba de intervenido a detenido por el delito “contra la tranquilidad pública en la modalidad de delito de grave perturbación de la tranquilidad pública, en agravio del Estado”.

La ANP envió un pedido de acceso a la información a la comisaría de Mazamari para conocer los detalles de la detención y la posterior liberación del periodista.

Sin embargo, el comisario respondió que no era posible entregar la información al tratarse de un caso que todavía está en investigación policial.

Varios periodistas de Satipo dijeron al IPYS que los hechos ocurridos contra Morán podrían ser en represalia por las investigaciones que ha venido publicando sobre malos manejos en varias dependencias públicas.

IPYS admite que el periodista cometió una falta al revelar nombre y edad del presunto enfermo de Covid19. Sin embargo, protesta por esta cadena de hechos cometidos contra Morán por considerarse atentatorios contra la libertad de expresión y el derecho de acceso a información pública.