Noticias

FOPEA: Peticiones para mejorar la calidad de la información pública ante el COVID-19

FOPEA: Peticiones para mejorar la calidad de la información pública ante el COVID-19

El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) solicitó a los gobiernos nacionales, provinciales y municipales cumplir con 10 peticiones con el fin de mejorar la calidad de la información pública y contribuir a combatir la pandemia del COVID-19.

FOPEA destacó como fundamental la labor periodística que se viene realizando en el contexto de la emergencia sanitaria, pues somos los comunicadores los encargados de dar a conocer  a la población la información oficial, explicar y transmitir de forma clara los mensajes, pero también de hacer llegar a las autoridades las dudas de la ciudadanía.

Teniendo en cuenta esta importante labor y el compromiso mutuo que debe existir para poder superar esta situación, FOPEA hizo 10 peticiones al Estado argentino, varias de ellas replicables al resto de gobiernos latinoamericanos.

Estas fueron las peticiones:

1. Precisar con claridad cuáles son los permisos de circulación que los periodistas deben tener, con mayor coordinación con las provincias.

2. Solicitamos al Gobierno Nacional que establezca lugares seguros para el encuentro entre funcionarios y periodistas desde el punto de vista sanitario. Pedimos que sean sitios especialmente preparados, con espacio suficiente para que exista el aislamiento social requerido y que se hagan controles de temperatura para el ingreso. Podría ser incluso un lugar único, al cual todos los funcionarios, más allá de su ministerio de pertenencia, concurran a hablar diariamente con el periodismo. Hemos verificado en nuestro relevamiento que algunas dependencias nacionales críticas en esta coyuntura no cuentan con los controles sanitarios necesarios. También es algo que no se está cuidando debidamente por varios gobiernos provinciales.

3. Establecer protocolos sanitarios para la cobertura que cronistas, fotoperiodistas, camarógrafos y asistentes realicen en hospitales y otros centros sanitarios.

4. Pedimos un detalle mayor en la información sobre salud pública para tener una visión más completa y que esto contribuya a una mejor comprensión y prevención por parte de la ciudadanía. Nos referimos a poder analizar tanto la evolución de la pandemia como la de su impacto en el sistema de salud. Entre otras cosas, hacer posible el mapeo de los casos en cada provincia, poder informar sobre la evolución de la atención en los hospitales y de la cantidad y resultados de los testeos realizados en los distintos laboratorios en los que se procesen las muestras recogidas. 

5. La pandemia ha dejado en Argentina y en el mundo prácticamente a un solo poder del Estado en pie. El Ejecutivo tomó un protagonismo especial frente a un Judicial y a un Legislativo expectantes, relegados a un papel secundario. Con ese escenario, resulta mucho más trascendente que el periodismo tenga plena libertad para ejercer su rol de control. Y una herramienta insustituible para cumplir con esa tarea es la posibilidad de preguntar y repreguntar. FOPEA advierte que en las últimas semanas esa función se ha visto discontinuada. El Gobierno concentra los anuncios con salas de prensa prácticamente vacías e, individualmente, brinda entrevistas radiales y televisivas. En lugar de conferencias de prensa, se emiten reportes informativos diarios que, si bien permiten la igualdad de acceso a la información a todos los medios, no aclaran las dudas, las que no encuentran las respuestas de las autoridades. La falta de respuestas a las dudas no termina con estas, sino que, por el contrario, las amplifica y facilita los procesos de desinformación. En una conferencia de prensa, además, está representado el abanico plural de los distintos medios.

6. Con la forzada virtualización de las comunicaciones, la epidemia del coronavirus nos da la oportunidad para realizar conferencias de prensa federales, que acerquen esta herramienta a numerosos periodistas y medios de todo el país que hoy no tienen esa posibilidad. Se trata, en definitiva, de federalizar un bien que hoy está centralizado y tratado en forma unitaria: la información. Las reuniones del Presidente con los gobernadores, de manera virtual desde que se desató la pandemia, son un buen ejemplo de que la tecnología hoy facilita que los funcionarios se sometan periódicamente al necesario escrutinio público, no solo en Capital Federal, sino en todo el país. Los sistemas de videoconferencia o aplicaciones como WhatsApp y Zoom están al alcance de todos para ser usadas.

7. Esta crisis necesita una muy alta coordinación de la información pública por parte del Gobierno Nacional, pero proponemos que se evite que esa centralización anule por completo la información sobre cuestiones específicas que los diferentes ministerios pueden brindar.

8. Para facilitar la transparencia, proponemos que se concentre toda la información sobre compras estatales en Compr.Ar (Portal de Compras Públicas). La transparencia potencia el trabajo periodístico y permite mejorar la información que se le brinda a la ciudadanía.

9. Mientras no se discuta y elabore un proyecto de publicidad oficial, en el que Fopea realizará en su momento una propuesta formal, pedimos a los gobiernos que eviten el uso de la pauta como un sistema de premios y castigos. En el Boletín Oficial acaba de ser publicada la resolución de la Jefatura de Gabinete de Ministros 272/2020 que permite a la Secretaría de Medios y Comunicación Pública tener como destinatarios de pauta oficial a las personas humanas o jurídicas. Así, queda suspendido hasta el 30 de abril o mientras dure la emergencia la obligación de este organismo de contratar con los medios y/o productoras de contenidos y/o comercializadoras de espacios publicitarios inscriptos en el Registro Nacional de Proveedores de Publicidad Oficial (RENAPPO). Esta medida puede servir para agilizar pagos en una situación de crisis, pero abre también una enorme discrecionalidad que queremos prevenir. Por eso, pedimos que para transparentar el proceso de contratación de publicidad oficial esté disponible y sea de acceso público la información sobre los montos y proveedores.  También proponemos que se retire la obligación de constituir domicilio legal sólo “en el ámbito de la C.A.B.A.”, y se permita constituirlo en las provincias.

10. Finalmente, y como esta crisis agravará aún más la ya difícil situación de los medios de prensa, FOPEA pide al Gobierno que tenga en cuenta a las empresas del sector en los programas de asistencia a empleadores y a trabajadores. Más aún cuando, como dijimos al principio, el Gobierno Nacional encuadró a la actividad como un servicio esencial.

 

De las peticiones realizadas por FOPEA resaltamos el compromiso que debe existir por parte de los gobiernos latinoamericanos en relación a la libertad de prensa y al acceso a la información pública. El periodismo debe ejercer su rol de control ante este escenario en el que el ejecutivo concentra el poder y las decisiones que se vienen tomando a nivel nacional en cada país.